DREE HEMINGWAY

Los Hemingway son toda una leyenda americana. Su bisabuelo, Ernest Hemingway, cultivó la imaginación de millones de lectores durante generaciones. Su tía Margaux  asombró al mundo con su rostro felino. Su madre Mariel convirtió en musa de Woody Allen siendo aún adolescente. Cierto que el final del cuento no fue tan feliz, pero sin duda su aportación a la cultura y a la belleza no tiene precio

 

El siglo XXI ha visto triunfar a un nuevo miembro de esta casta, Dree Hemingway, sin duda una de nuestras modelos de cabecera. Nuestra heroína es mucho más que una cara bonita, es estilosa, valiente y culta, sabe que la belleza es algo pasajero, por eso aparte de un espectacular envoltorio, Dree cuenta con un interior todavía más brillante. Algo no tan común entre las de su generación. 

 

La Hemingway viene con la lección bien aprendida. No es una “desperate pop star”, ella nació entre flashes y conoce bien todas las aristas de la fama. Si se dedica a esto es por pasión, no por ser una “it girl” momentánea.  Sus actos así lo demuestran y, desde luego, va por el buen camino. No es adicta a las fiestas u otras sustancias, es modelo y de las buenas. Un vistazo rápido a su currículum demuestra que se toma la profesión en serio. Con solo 23 años ha sido portada en Vogue, ha posado para Terry Richardson o Juergen Teller y ha prestado su cara y cuerpo a Chanel, Valentino, Ferré o Paco Rabanne.

 

Ella es el eslabón con el que su mítica familia se une a los nuevos tiempos,  que prometen ser maravillosos.

 

 

Por Crawford

 

Publicado en V SPAIN 08 - SPRING/SUMMER 2011

 

 

 

HEREDERA AL TRONO

El mundo espera que triunfe, parece que lo tiene fácil. Lourdes María es la hija del pop, un icono en potencia que promete brillar tanto como su famosísima madre. ¿Lo conseguirá? Tenemos toda una década para descubrirlo.

 

Todos los niños vienen con un pan debajo del brazo. Ella vino con un Globo de Oro, varios premios Grammy y uno de los mejores discos de la historia, “Ray of Light”. Su nacimiento fue como la llegada al mundo del mesías, y no es para menos, su madre es Madonna, reina del pop.

 

La bautizaron como Lourdes María, pero responde al nombre de Lola, aunque poco tiene que ver con el personaje de Nabokov. No, ella no es una muñequita adolescente de Beverly Hills, sino una joven rockera con una personalidad arrolladora: "Tengo 13 años y en octubre cumpliré 14 y estoy deseando que llegue ese momento porque por fin podré teñirme el pelo de azul”.  

 

Tras una infancia alejada del mundanal ruido, cuando todos pensábamos que haría cualquier cosa antes que dedicarse al show business, Lola se deshizo de sus archiconocidas cejas y le dijo a mamá que quería ser artista.

 

Hasta entonces, Madonna mantuvo a su hija férreamente alejada de los focos,  pero cuando ésta le planteó dedicarse al show, la Ciccone se puso manos a la obra para hacer de la niña una estrella. Todo fueron flores a partir de entonces "Lola canta bastante bien y es una increíble bailarina". Si ella lo dice…

 

Tampoco lo tiene demasiado fácil. Tener una madre como la suya abre muchas puertas, pero también cierra otras. Y eso sin contar con las aventajadas rivales con las que compite por el trono.

 

El plan está bien trazado y parece que lo sigue al pie de la letra. Este año pasado vivió su mayor momento de gloria al diseñar con su madre la línea de ropa juvenil “Material Girl”, inspirada en ella misma, como no: 'Una Material Girl es alguien que está interesada en la moda, interesada en la música e interesada en la diversión y tiene sentido del humor”. La colección fue un éxito, no sólo de ventas, y Lola se convirtió en icono adolescente que da lecciones de estilo en su propio blog. Ya lo decía Madonna: "Mi hija será la niña mejor vestida del mundo". Las adolescentes parecen opinar lo mismo, y eso que Lola no sale en Disney Channel, todo un mérito.

 

Su futuro plantea una gran duda ¿cantará o actuará? la balanza se está inclinando hacia la interpretación, aunque con las mujeres de esta familia nunca se sabe. Lo cierto es que se ha apuntado a clases en La Guardia High School of Music & Art and Performing Arts y acude a ellas como una chica más, por lo menos eso intenta, según sus compañeros de clase: “Ella se mezcla con todo el mundo,  parece una persona totalmente normal”.

 

Lola ha saltado a la palestra en un año en el que la “mamma” sólo se ha dedicado a abrir gimnasios. ¿Casualidad o estrategia? Madonna es una experta vendedora, dudo mucho que deje este tipo de cosas al azar. Su hija tiene talento, y ella lo sabe: “Cuando estamos trabajando, la veo más como una persona creativa, como una artista. Y luego, de vez en cuando, recuerdo que es mi hija”.

 

Puede que la ambición rubia esté cansada de bailar “Vogue” y vaya pensando en retirarse poco a poco, pero no sin antes sentar a su hija en ese trono que tanto le ha costado mantener.

 

Eso, claro, si Lady Gaga se lo permite.

 

 

Por Crawford.

 

Publicado en V SPAIN 08 - SPRING/SUMMER 2011

 

 

 

 

DISEÑANDO UNA DÉCADA

En España hay diseñadores, y luego está María Escoté. La joven catalana no sólo es una de nuestras creadoras más sexys y personales, sino que es toda una mujer de negocios que piensa exprimir a tope la década que se nos viene encima.

 

María, ¿te gusta que te llamen "joven promesa de la moda española"?

 

¡Me encanta ser una joven promesa, joven promesa toda la vida! Me queda todo por hacer. Imagínate las cosas que puedo hacer con mi edad, si acabo de salir del huevo. Quiero salir a crear y vender en el extranjero, quiero aprender cosas diferentes y darles forma. Vivimos en la era de internet, cada día hay algo nuevo, como te repitas ya no te soportan.

 

Un no tan joven Thierry Mugler acaba de presentar su primera colección de hombre... ¿para cuándo la tuya? 

 

Me planteo una colección para hombre desde hace tiempo y muero de ganas, de hecho en mis colecciones siempre ha habido piezas masculinas que han tenido mucho éxito. Mi taller es de mujer y me cuesta mas crear toda una colección masculina, aunque sin duda está en mis planes para este año. La moda de hombre es el futuro.

 

Y la moda española… ¿tiene futuro?

 

¡Por supuesto que tenemos futuro! Pero pienso en serio que hay que dejarse de tonterías y tener un plan de empresa y de producción. Tenemos los mejores talleres, llevamos décadas produciendo para las principales firmas, pero hay que dejarse de pose y crear una industria real y sólida. Tenemos que salir fuera y que valoren la moda española, aquí hay talento y arte, pero hay que centrarse en el trabajo. Los jóvenes deberían aprender a llevar una empresa, no sólo modernidades.

 

Eso me recuerda a Lacroix, ahora diseñando para Desigual ¿a favor o en contra de la democratización de la moda? 

 

Estoy muy triste con lo de Lacroix. He sido muy fan de él, me apasiona el color, y él es un maravilloso colorista. Por eso me da pena ver donde ha acabado. Lo de h&m, por ejemplo, es diferente, es una forma de llegar a la masa, no es mera supervivencia. La gente quiere pasarela a peseta y las marcas se la dan. Creo que es una buena estrategia a nivel empresarial, pero nunca voy a considerar un Lanvin de de h&m como uno de verdad. Aunque en un mundo como el nuestro dónde la que compra en Chanel también va al Zara, lo puedo entender.  

 

Vamos, que eres de las que creen que la alta costura tiene los días contados… 

 

Ver como ha acabado Lacroix me demuestra el pésimo momento de la costura, para que sobreviva  tiene que haber un cambio. Creo que los jóvenes creadores no entendemos la alta costura, tal y como la entendían los grandes. Es un oficio del que no quedan profesionales, sigue habiendo creadores, pero no en el mismo sentido. Ghesquière es un artista, pero no tiene que ver con el genio de Cristóbal Balenciaga. 

 

Tal vez por eso el vintage va tan unido a tu carrera ¿a qué se debe su éxito? ¿te ha aportado algo como creadora?

 

El vintage es una gran referencia, una conexión con los maestros. Para un artista vale más estudiar al detalle un Dior original que una carrera. Los consumidores de esta ropa somos afortunados, tener un Chanel es como tener un Velázquez, ahí está el éxito. Me asusta cuando la gente quiere innovar ignorando el pasado. Además, le debo mucho personalmente, ya que gracias a Le Swing, la tienda que trajo el concepto vintage a Barcelona, mi ropa se dio a conocer. Renier Guerra, su alma máter, apostó por vender mi ropa junto a sus piezas, y ahí empezó todo. Él es una de las mejores cosas que ha pasado en mi carrera.

 

Hablando de tu carrera, a la mayoría de los diseñadores España se les queda pequeña ¿piensas conquistar el mundo? 

 

¡Sí! quiero cruzar el charco ya. Eso me hará crecer como profesional, como negocio, ya que a nivel industria queda mucho por comprender en nuestro país. En America hay gente que cree en ti, que te financia y te apoya, hay una industria real. Sí, quiero vivir el sueño americano, me niego a vivir sin él.

 

No has empezado nada mal, teniendo en cuenta que ya has vestido a estrellas de Hollywood,

 

Bueno, es cierto que vestí a Juliette Lewis. En una de sus giras vino a Barcelona, y tenía contratada una editorial de moda. Cuando llegó vio la ropa de marcas como Balenciaga y tal y se horrorizó. Ella es una mujer eléctrica y ese rollo no le va.  Así que las estilistas la llevaron a Le Swing y ella se volvió loca con mi colección. Se enamoró de mis vestidos, lo que me hace una especial ilusión, por que es una mujer que me encanta.

 

Hablando de celebrities... ¿a cuál de éstas tres españolas vestirías: Penélope Cruz, Belén Esteban o la Princesa Letizia? Sin duda a Penélope. Me gusta a lo que ha llegado, aunque me encantaría recuperar a la actriz de "Jamón, Jamón", en Hollywood ha perdido naturalidad. Eso sí, estoy muy orgullosa de ella, por ver donde ha llegado. Me encantaría vestirla, lo que no sé es si ella se vestiría de mí. 

 

María, esta es sin duda la década de tu consagración ¿Qué esperas de ella?

 

Será una década contrastada, en la que volverá lo austero, debido al derroche de los últimos años, con una moda inteligente, ya que las marcas que sobrevivan a estos momentos tan duros, será porque detrás ha habido además de creativos muy importantes, grandes empresarios que han sabido llevar el producto y la marca adelante, y a la vez una moda personal, con jóvenes luchando por hacerse un hueco, con estilos muy marcados que les identifiquen. 

 

Las grandes firmas contarán pues con nuevos talentos marcando las tendencias del mundo de la moda, lo que supondrá grandes cambios, que esperemos que sean a mejor.

 

Por Crawford

Publicado en V SPAIN 08 - SPRING/SUMMER 2011