LOS "INTERIORES" DE DAVID DELFÍN

Que David Delfín es uno de nuestros diseñadores favoritos lo sabéis de sobra. Por eso su aparición en este blog en el que tenemos puestas tantas ilusiones nos parece arte. No sólo nos fascina cada pieza que crea, fantaseando con el sitio y el lugar en el que las luciremos, sino que compartimos con él un mundo y unas obsesiones que van desde lo exquisito a lo kitsch, desde la Factory warholiana hasta las astracanadas de La Veneno. 

Todas esas piezas se han unido ahora formando un puzzle que David ha llamado “Interiores”, una exposición formada por dibujos que nos acercan un poquito más a su verdadero yo, a sus amigos, a sus fantasías, a sus musas y a esos recuerdos, buenos y malos, que conforman la intimidad de cada persona. Y es que David, más allá de un creador de moda, es un auténtico artista al que los patrones se le quedan pequeños y que es capaz de expresar su arte igual de bien con el lápiz y el papel.

Una vez más ha sido la Fresh Gallery, capitaneada por dos de las personas más maravillosas de la escena madrileña, Topacio Fresh e Israel Cotes, la galería encargada de mostrarnos esta faceta, hasta ahora privada, de David. Es esta galería una especie de salón en el que sus anfitriones nos reciben en una fiesta sin fin en la que amigos, estrellas, admiradores, periodistas y amantes del arte nos reencontramos exposición tras exposición con la sensación de que estamos asistiendo a algo único, que en el futuro las “new generations”, como nos gustas llamarlas, recordarán con cierta envidia y pensarán “ojalá hubiera estado allí”.

Pero volvamos a “Interiores”, que es al fin y al cabo el motivo de estar ante el ordenador tecleando estas líneas. Desde el primer hasta el último dibujo, podemos descubrir que le gusta a David, y claro, lo que no le gusta también queda patente. Fangoria, Londres, Andy Warhol… serían los motores principales de David, esos pilares sin los que seguramente, no sería tal como es. Y es que cada persona tenemos nuestros mitos, nuestras divas y las de David han encontrado ahora en sus dibujos unas auténticas ventanas a través de las cuales ahora somos todos los demás los que también podemos admirarlas.

Pero si hay algo o alguien que brille por encima de todo en estos “Interiores” esa es Bimba Bosé. ¡Que nombre tan mágico Bimba Bosé! Dos palabras muy sonoras que nos evocan lo mejor de este país, el antes y el ahora del arte con mayúsculas, del show business bien entendido, de un glamour casi perdido pero que gracias a nombres como éste no del todo. Y por supuesto, este mágico nombre va unido a fuego con el de David Delfín. Musa y creador que forman en la mente de todos un tándem perfecto del que querríamos formar parte. Una amistad que ha superado todas las barreras de sitio y de lugar y que ahora David celebra en estos dibujos, dedicándole a Bimba las más sentidas palabras.

Como he dicho antes, las “new generations” dirán en el futuro que les habría encantado estar allí, compartiendo con David y Bimba, Alaska y Mario, Nacho Canut y Bibiana o Juan Gatti un momento mágico que no se volverá a repetir. Nosotros por suerte, no tendremos que pronunciar ese ojalá, sino que hemos podido verlo “in person”.

Por Crawford.

Foto: Pepino Marino
Foto: Pepino Marino
Foto: Pepino Marino
Foto: Pepino Marino
Foto: Pepino Marino
Foto: Pepino Marino
Foto: Pepino Marino
Foto: Pepino Marino
Foto: Pepino Marino
Foto: Pepino Marino
Foto: Pepino Marino
Foto: Pepino Marino
Foto: Pepino Marino
Foto: Pepino Marino
Foto: Pepino Marino
Foto: Pepino Marino
Foto: Pepino Marino